domingo, enero 29, 2017

Kraken

(...) intercambian una mirada prolongada por la que desfila una infinidad de mensajes, de relatos, de emociones; del pasado, del presente y, ya, del pasado condicional (el peor de todos, el tiempo de los pesares)
Laurent Binet

El tiempo nos va llegando a todos. Pero no como en las novelas, donde las cosas se pueden anticipar y se pueden mover de acá para allá. La vida es menos precisa, como la medicina y como un iniciado seguidor de Jakobson o Barthes. El 29 de enero de 2017 muchos se expresaron al respecto con mucha certeza, pero sigo con mis dudas por lo sucedido el sábado 23 de marzo de 1985. Queda un vacío; el dolor propio de toda ruptura.

Odio las listas. Creo que ya lo había dicho. A esta más que odiarla le tengo cierto respeto. El odio y el respeto no suelen ir en una misma línea, pero esto no es una novela ni un cuento ni nada que se le parezca. Recordando las palabras de Estados Alterados en ‘El velo’ (brillantemente interpretada por Tenebrarum): “frialdad es la palabra que jamás pensé”. Eso me parece que sentí, pero como cualidad de lo frío, no de indiferencia o falta de interés.
Imagen tomada de www.metal-archives.com
No nos vamos a poner trascendentales. A todos nos llega el momento y la imagen de arriba indica que a alguien más le llegó. Una pena.

A Elkin Ramírez difícilmente se le identificó como portavoz del metal hecho en Medellín. “Que les regalaron la Batalla de las Bandas”, dijeron unos; “que eso no es metal”, vociferaban otros. “Eso tan bonito es para niñas o para las clases altas de Medellín”, más o menos dijo un adversario resentido al calor de una cerveza en una acera de la ciudad un viernes a eso de las 9 de la noche en una fecha que poco o nada importa. “Clap clap”, aplaudió su amigo borracho y luego se echó un largo trago de cerveza.

Grabar en esa época en Medellín “fue un reto”, nos dijo Elkin vía telefónica en 2006 cuando lo entrevistamos para tratar de reconstruir la historia del metal en la ciudad. “Fue un acto de valor habernos metido en un estudio convencional y poder sacar un álbum de heavy metal… era un gran riesgo (…) Y desafortunadamente teníamos muchas cosas en contra pero no nos faltaba ni el compromiso ni las ganas a pesar de las dificultades”. ¿Cosas en contra y dificultades? Seguro la historia ya la conocen.



R.I.P. Elkin Ramírez. Gracias por todo, y disculpa lo malo.