lunes, mayo 09, 2016

Ejercicios de escritura fútil y salvaje

Hacerse a buena música ahora es muy fácil. No sé cómo le hacían antes para poder escuchar y ver algo de valor. Seguro han tenido que pasar tiempos muy duros, tiempos muy siniestros. ¿Un mes sin un disco nuevo? ¿Meses y meses sin un video? Sí, yo sé con qué van a salir; tal y como reza la biblia: “caminábamos y caminábamos”, cuentan unos; “compartíamos espacios; éramos una gran cofradía”, se le oye expresar a otros entre sollozos; otro deja escapar un suspiro: “era muy bacano; nos recorríamos esta ciudad de un lado a otro…” ¿Y qué? ¿El valor de la música la medían por el sacrificio de conseguirla? ¿Qué carajos es eso?

***

A mis 19 años tengo una colección envidiable de música y he logrado el mismo número de mamadas que algunos de mis mayores referentes del rock nacional. Recuerdo con gran devoción a M y gracias a ella el tonto de Sergio Bocafloja y su amigo Efraím cogepingas Medina me han admirado de frente: me han dicho que soy su héroe. Sí, en la música y en el sexo soy un mago. También soy poeta, cuando escuchar música y coger (juntos son una maldita bomba) me dejan algo de tiempo. No presté servicio militar y no voy a la universidad. No me envidien.

***

¿Por qué es necesario admirarse tanto por un montón de objetos? Ayer que crucé el centro de esta inmunda ciudad agradecí no tener que cargar nada, salvo mi celular y cientos de canciones en MP3. Punkeros vendiendo incienso; metaleros haciendo tatuajes en henna; reguetoneros vendiendo relojes robados; raperos cantando canciones de dioses y de seres reeducados con estribillos de ONG. ¿A eso se dedican ahora los radicales? Yo había escuchado otras historias. Tenía entendido que los metaleros era gente culta, gente que mínimo había pasado por el Conde de Lautréamont, que investigó sobre André Bretón, que se hundió en las noches oscuras de Arthur Rimbaud, que le tomó el pulso a Baudelaire, que sintió algo de furia con Alfred Jarry. Parece que nada de eso; nada de lecturas ni de profundidad ni de honor. Ahora el centro es simplemente más inseguro por todos ellos. Gente como Fabián Vargas me lo confirma. ¡Huy, no, tan brutal! ¿Desde cuándo usan camiseta de Darkthrone y de Amputated Genitals los pseudomatones de este país?

Ver a ese tal Vargas en televisión puso a mi tío un poco histérico. No me juzguen: tengo mis afiches, pero no ando por ahí diciéndole al mundo: “miren, soy de los suyos”. Histérico se puso porque claro, lo ponen a pensar: “mijo, usted también escucha la música de esa camiseta”. No tuve más que decir que sí. Pero siendo honestos, ¿cuántos malandros muestran diariamente con camisas de Polo o La Martina o de Lacoste. “¿Entonces esas marcas también son peligrosas?”, le devolví con sorna a mi tío. No pudo decir nada porque nada había que decir.

***

Debo reconocer que en la cama me parece mejor Dark Funeral cuando estoy con M. (Nota: descargarla de YouTube para el fin de semana que me voy a la finca de S a cogerla rico). Sacrificio el que le voy a hacer en esas nalgas a mi putita linda y seguidora del Marqués de Sade; golpes rítmicos que la van dejando rosada y luego roja hasta que me pida a griticos ahogados que me venga, que lo haga, que le haga ya. Recuerdo sus griticos de dolor mientras se sostiene de puro gusto en su cama tubular rosada.



***

Gojira no es para todo el mundo. A Tato y a Toño no les gusta. Y los entiendo. Tener buen oído a estas alturas no es fácil para ellos. Y un agravante: nunca aprendieron a tocar la guitarra con sus tempos, sus síncopas, etece, etece; si no le cogen el ritmo (interesante que esta figura aplique también para el sexo, jejeje) es como si no lo entendieran. Increíble que me digan eso ellos, sabiendo que tuvieron más tiempo que yo hasta ahora para aprender a hacerlo. Nada qué hacer; es como pedirle a un punkero que haya leído a Marx y te explique lo que haya entendido; o como pedirle a un estudiante de universidad pública: compañero, explíqueme las variantes de su condición comunista-leninista de la línea Mao Tse-Tung (nota: evitar más chistes flojos como este en público).



***

Otro día en las sombras. Sí. Ahora escribiéndole un poema a M. Paso por Lezama Lima, acudo a Reinaldo Arenas; visito a Mario Benedetti y a Federico García Lorca; cambio de rumbo para pasar por Goytisolo y Antonio Gala. Mierda. No me sale más que mierda deprimente tipo Radiohead. No creo que tenga que ver con que todos sean gays. No creo porque los respeto. A todos menos a Radiohead; que paren ya, que paren ya, que paren ya. (Mierda: pedirle a Fernanda que no ponga más esa mierda de Radiohead, por lo menos mientras escribo).
Basta ya
Basta ya de tanta mierda
Mierda que te expulsa
Anatema
Que se jodan comunistas y punkeros
Todos serios y comprometidos
Acaso ya todos jodidos
...
Definitivamente hay que quitar a Radiohead cuando intente escribir porque me jode.

Hasta acá por ahora.
Me voy a escuchar/ver lo más nuevo de… Katatonia.