domingo, mayo 09, 2010

Everything dies

Debo mencionar primero que no fui nunca un gran seguidor de la música de Type O Negative. De igual forma, el género que interpretó primero y por el que se enfrascó después no lograron llamar suficientemente mi atención porque se me hicieron muy melódicos, de unas alegorías sobrecargadas que se me antojan por fuera de esa dialéctica que atraviesa al metal y que le da vida. No había duda, quiero decir, pero acá no me extiendo.

Ahora, debo reconocer que la desaparición temprana de Peter Steele (vocalista del grupo) me llevó a una pequeña y sencilla consideración: se están muriendo esas personas que he conocido alrededor del metal, se me está muriendo una parte de la historia del género y ahora empiezo a hablar en un pasado sostenido. Y ni siquiera me refiero a los "grandes clásicos" que poco o nada he seguido, me refiero a los de "ahora", a los de las últimas dos décadas. Además, he venido considerando esa puntualidad y precisión, esa capacidad que tiene el metal para hacer énfasis en el óbito, como el título de la canción de Type O Negative que acá retomo para nombrar este post.

Ya se fue 'Quothon' (Bathory), se fueron 'Euronymous' y 'Death' (Mayhem), Chuck Schuldiner (Death), Dimebag Darrell (Pantera), Jon Nödtveidt (Dissection), Bull Metal (Typhon), Juan David Monsalve (Cromlech), Néstor Berrío (Los Restos), Víctor Gallego (Masacre), y el prontuario es extenso.

Así se va creando el pasado, con pérdidas y olvidos. Para mayor grima, si lo notan bien, el canal por el que se emitió el video que acá les dejo, que dedicaba (es decir, pasado) un importante espacio al metal, ya tampoco existe como tal.

Dejo entonces este video a la memoria de Steele.