miércoles, noviembre 18, 2009

Once upon a time, hace más de una década

En cuanto a los videos, le creo poco a Eduardo. Pero esta vez le dio, lo que realmente me sorprendió.

Encontrar en video a una banda tan legendaria como Typhon le tiene que generar, por lo menos, una pequeña dicha al que conozca la historia que lo moja. En Medellín, una ciudad pequeña con historia grande, existió un personaje que marcó por su influencia en el ámbito musical alrededor del metal.

Hablo de Mauricio Montoya, Bull Metal, al que acá se le puede apreciar en vida por unos minutos junto al resto de la banda desaparecida. Eso fue el 18 de septiembre de 1997 en el Palacio de los Eventos de Medellín, fecha en la que Typhon hizo de ilustre telonero de Sodom.

En el concierto, como verán, la apoteosis fue total. Era ver a una de las bandas que promovió el black metal de la ciudad con una persona que también trascendió, que llevó el metal nacional por fuera de estas fronteras y que nos trajo música del exterior. No prestaba un disco, pero los copiaba (cobrando, sí). Así fue como creció la historia de Medellín, a punta de copias y de préstamos.

Ya lo dije, pero lo repito: cuando Typhon surge en Medellín con su disco ‘Unholy Trilogy’ en el año 1996, el black metal de la ciudad estaba en pleno nacimiento. Desde 1992 con la agrupación Nebiros, y desde 1994 se comenzó a consolidar con grupos como Maleficarum, Erzebet y Beelzebul.

Encabezando los “Lobos en contra de Cristo”, la música de Typhon se abanderó de esas ideas que mantenía en mente su líder: Mauricio Montoya, personaje paradigmático del metal en Medellín que hizo parte también de bandas como Mierda, Masacre y Neurosis (Inc.), encabezó además el sello Warmaster Records y fue realizador radial en Caracol Radio a nivel nacional con su programa “La cortina de hierro”.

Este video no solo es una banda de Medellín en vivo. Es la historia acabada del metal de esta ciudad que ahora toma un poco de aire y se resguarda en sus ancestros.

Suban el resto del concierto a You Tube, le pedimos a la gente de Digitrackstudio, los responsables de la publicación de esta joya. Súbanlo entero, y pronto, ¿no ven que ya el mundo no es el de las copias en casete o VHS? Eso ya pasó. Hace más de una década, y la historia está viva.