jueves, febrero 26, 2009

Sin punto com


A mi también, con menos trascendencia, parece que me chuzaron. No el teléfono sino Melodiasenacero.com

Desde el día jueves en la noche, la empresa a través de la cual se realizó el pago del dominio (Go Daddy), insiste en que ya se venció la cuenta, por la que se pagó hasta el mes de julio. En un comienzo mencionaron que sería un tema que tendría solución en 24 horas, y ya van más de 36 y parece que fuera a tardar más.

Espero que la empresa solucione este percance, de lo contrario el sitio desaparecerá y tendré que seguir publicando la información por medio de este blog. Menos cantidad, pero al parecer más práctico (y económico). 

Sin esperar que esta coyuntura me fuese a tocar, escribí hace una semana este aparte que aplica muy bien para esta situación. El propósito es que haga parte de la sección Editorial (si me devulelven lo que me pertenece) de www.melodiasenacero.com

Desde allí es precisamente de donde sentimos que vienen tanto las ideas como las complejas tergiversaciones, de las decisiones. Caracterizarse con algo nos ha hecho tan frágiles que es fácil disentir con todo y con nada. Si un día se está de cualquier lado, seguramente mirarán (y miran) con sigilo; y si mañana no es más que el recuerdo de una molesta abstracción, algunos sentirán el vacío, pero seguro eso pasa rápido. Es que vivir al margen tiene sus beneficios, pero sobre todo riesgos y escasos espaldarazos.

domingo, febrero 15, 2009

¿POR QÚE FUE CANCELADO EL CONCIERTO DE MORBID ANGEL?

Son varias las versiones que se han generado alrededor de la cancelación de este concierto en el país.

Dice Sylphorium Records que las diferencias están con la agencia de conciertos Top Link Music, encargada de esta gira por suramérica, debido a algunos cambios en las condiciones. Una de las principales: ofrecer una segunda fecha de esta banda para Colombia.

Para no ahondar en detalles, puede consultar usted la página www.colombianshows.com 

La contraparte, Top Link Music, habla de otros temas. Dice que el promotor Nelson Varela (Sylphorium Records) no quiso llevar a cabo el procedimiento de visados de trabajo, tema importante para la entrada de los integrantes de Morbid Angel al país. Además, menciona que la cantidad acordada de honorarios del grupo no fueron pagados. Así mismo, los brasileños aluden al tema Vader y Marduk, un concierto que presentó inconvenientes en nuestro país, según ellos, por los mismos motivos.

Ambas partes dicen su versión de manera aireada. Pero como van las cosas, todo seguirá como ha sucedido siempre: mucha especulación sin definición. Importante que se implemente (o si ya existe pues que cumpla su papel) una figura que vele por el desarrollo transparente de estas negociaciones porque finalmente es el dinero de los asistentes y una nada despreciable generación de expectativa que se derrumba, y no todo puede apaciguarse con ofrecer excusas y la necesaria devolución del dinero.

martes, febrero 03, 2009

Más de 360 cabezas movieron el Metal Medallo

Hace unos meses decir que se iba agotar la boletería sonaba a chiste. Pero sucedió. Al Metal Medallo del 31 de enero de 2009 se le acabaron las boletas y fue necesario detener el ingreso de público porque más de 360 personas ya estaban dentro del Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob. No cabía la gente, literalmente.

Todos aún nos estamos preguntando las razones. Las hipótesis están alrededor de la cancelación del concierto de diciembre; que este era el primer concierto del año; que Revenge envió casi 20 correos recordando que tocaban ese 31 de enero; que cada banda llevó su público; ¿o qué dejó de hacer la organización y funcionó? Otra de las respuestas está en que había géneros predominantes: metal melódico, exceptuando el thrash de Piranha, por supuesto.

No se lo esperaban las bandas, ni la organización ni los que llegaron tarde. O no tarde, pero sí cuando habían tocado ya un par de bandas. Cuando se montó Carnal Strength ya gran parte del teatro estaba lleno. Según el sorteo, esta agrupación de death metal melódico sería la segunda en subirse a la tarima, pero dados algunos retrasos que llevaron incluso a que el concierto comenzara un poco después de lo esperado (cerca de las 7:00 p.m.), fue necesario que subieran a la tarima antes de tiempo.

Una de las características más notorias en estos conciertos ha sido el apoyo sin miramientos, y a Carnal Strength le apoyaron y le aplaudieron en cada tema. Incluso, no fue inconveniente –o eso creo yo porque no me conozco de memoria sus canciones– la ausencia de uno de sus guitarristas. La banda sonó compacta durante el tiempo que le correspondió y su público, gente que evidentemente conocía la banda, le apoyó en su presentación.

Luego se subió la banda Aggelos, la cual interpretó un gótico limpio, claro, tranquilo. A ellas (la banda está conformada en su mayoría por mujeres) les reconocieron ese concierto profundo y lleno de sonetos evidentemente evocadores, esperanzadores, muy cristianos, llenos de voces líricas que resaltan la capacidad interpretativa de Miranda (su vocalista), quien se sentía fortísima cuando lo ameritaba para luego caer en una piadosa elucubración.

Como la mayoría de los asistentes lo vieron, el culmen se vivió con Revenge. El metal clásico lleno de testosterona que proponen Esteban y su tropa realmente se convirtió en uno de los momentos de mayor adrenalina en este escenario, donde el último sábado de cada mes se realiza el Metal Medallo. La gran mayoría de los asistentes estaba entre las sillas y los corredores y la parte continua al escenario. Todo estaba copado. Speed, puro metal de taches, guerrero, avasallador, tronó largamente desde el Metal warriors hasta el Bang your head. Y les corearon los temas, y les cabecearon los temas y se sudaron todos los temas de Revenge hasta el cansancio y la última nota.

Hizo parte de este concierto también una banda de un sonido más clásico desde sus distorsiones. El death metal crudo de un trío que vive el metal al estilo de los años ochenta de esta ciudad. Carnifice retumbó con sus ritmos simples pero sentidos, acompañados de una voz que pareciera gastada y vibrante al mismo tiempo, que te devuelve en el tiempo por lo menos 20 años.

Estuvo también la agrupación Piranha, a la cual he tenido la posibilidad de ver en mejores conciertos. Un poco sobre el tiempo y con algunos percances con sus instrumentos, la banda no lució tan bien como en su anterior participación en el Metal Medallo de 2007.  Tres canciones con los ritmos del thrash old school les logramos escuchar.

Y Askariz se encargó de cerrar el concierto con un tonó más calmado y desbordante de técnica. Pasados del tiempo por ese retraso del inicio, esta agrupación de heavy tocó hasta las 11:30 p.m. e interpretó lo que hace ahora y lo de antes, con la calidad que hoy les conocemos y con la capacidad de poner a vibrar cada nota, logrando que cada una se escuche mientras se siente cómo se expanden a lo largo del espacio. 

En esas estábamos y el teatro aún se veía con un gran número de asistentes, aunque no ya con esas más de 360 personas que hicieron ver el festival como lo que es. Y como sabemos de sobra que no siempre será así, por eso nos extendemos en comentarios para recordar lo que es posible volver a tener: un teatro, dos espacios en un solo lugar, seis bandas, metal de Medellín y un festival que se vive durante cinco horas el último sábado de cada mes. Mientras que se pueda y vaya la gente, claro está.